Cerrar capítulos

Quisiera recordar vívidamente los momentos para poder olvidar y avanzar. Encontrar los pedazos perdidos que bloquean nuevos caminos. Continuar el rumbo, en un caminar sin cargas, esas que te arrastran y pesan. Así pues, con determinación e interesa, levantaré mi cabeza y con apertura tendré la certeza de que todo será por mi bien.

Comenzaré un viaje hacia lo desconocido dejando atrás lo innecesario, creando nuevos hábitos y alimentando el alma; cultivando sueños que se nutren con cada paso. Cada día aprenderé un poco más de mí, mientras dejo atrás partes dañinas, que me hacen permanecer en lugares inadecuados. No se trata del otro, sino de ti. ¿Acaso no te das cuenta que todo comienza contigo?

Cuando pienses que es el otro la causa de lo que sientes, piensa ¿qué te llevo a ese lugar? Ese momento en que entregaste el control y te perdiste en medio de la emoción. Y, sin embargo, si la reflexión te llena de culpas, estas más cerca de lo que piensas. Porque es ahí, donde debes detenerte y abrazar tu alma en comprensión. Perdonarse es fundamental y amarse es vital.

Quizá han sido las definiciones de perdonar y amar las que nos han inhabilitado a ejercerlas con libertad o simplemente, fueron las experiencias las que no te permiten caminar en ellas. Una le llaman acción (perdonar) y a el otro sentimiento (amor). Sin embargo, para mí, ambas son acción. Ambas implican una actividad hacia el cambio. Por cuanto te amas, decides perdonar. Por cuanto perdonas, decides amar. Entonces, lo conviertes en una decisión consciente en lugar de un estado.

Ese momento en el que te haces responsable y aceptas tu realidad. Ese momento en que te descubres y te permites verte, en amor y sin juicios; en comprensión y aceptación; en humildad y olvido. Hoy decides restaurar la relación con el ser más importante de tu vida, tu mismo. Hoy realmente decidiste desprenderte del pasado y construir una nueva vida hacia el cambio.

Cerrar ciclos o capítulos no se trata del otro, sino de uno mismo. Porque si no recuerdas y perdonas, se te hará complicado identificar la realidad y aceptarla. Ver la realidad es mirar hacia dentro y descubrir que hay hábitos y conductas que nos llevan a los mismos lugares. Puedes cambiar de aire y seguirán siendo tus pulmones los que filtren el entorno.

Así que cuando veas la realidad… podrás aceptar las piezas que debes dejar atrás o las que debes trabajar. Cerrar ciclos se trata de liberarse y concluir capítulos. Y, sin embargo, para tener un cierre se requiere que tomes acción. Los cambios no surgirán mientras se hacen las mismas acciones. Algo habrá que cambiar y todo tiene un costo… ¿cuán dispuesto estas a trabajar para tu beneficio?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: