El despertador

En mi mesita de noche yacía un pequeño artefacto cuya única misión era levantarme en las mañanas. Ese fue el objetivo con el cual fue creado y por el cual, lo adquirí. En números gigantes de color rojo o verde, decía la hora y cuando llegaba el momento, lanzaba un chillido ensordecedor que hacia que el despertar fuese un brinco con movimientos desesperados para poder apagar el mismo. Eso, si no me había confundido el día anterior al intentar apagarlo y lo había colocado por error en emisora de radio. Cuando estaba en emisora de radio, casi siempre estaba en la frecuencia incorrecta, así que el sonido sería de voces entrecortadas con interferencias.

Con el pasar de los años el artefacto fue desplazado con el celular. Al celular, no tenia que colocarlo en hora cada vez que había una interrupción en la electricidad ni tampoco, corría el riesgo que, tras un olvido, no me despertara para un compromiso necesario.

Así pues, el celular ocupo el espacio en la mesa de noche del despertador y trajo el beneficio de los distintos sonidos. Ya no es solo el chirrido ensordecedor de su predecesor, sino también las variantes que deseas seleccionar. Música instrumental o movida, pajaritos y el rio, el sonido que otros eligen para sus llamadas o una voz bien molesta que te repite la hora incansablemente “it is five o’cklock in the morning, it is five o’clock in the morning…”

Recientemente, descubrí que hay otra opción y es que el despertador te levanta y te dice las cinco noticias mas importantes del día. Que cosa mas espectacular, te levanta y ya te está preparando para el mundo que te espera allá afuera.

Al final, cada quien decide que prefiere y yo soy de las “tradicionales”. El sonido del “ring tone” que todos tienen, el cual es un poco molesto pero efectivo. Imaginen si es molesto que hay un acuerdo no escrito con mi subconsciente que hace que me levante automáticamente unos minutos antes que el despertador suene para no escucharlo.  Al menos, eso es lo que quiero pensar, porque con el pasar del tiempo, he logrado despertarme sin despertador casi todos los días, inclusive los días que puedo levantarme más tarde y es mi despertador interno el que hace de las suyas. Y quizá, ahí es donde esta la cosa… con el pasar de los años, también el despertador del celular quedará desplazado, porque tu mismo te conviertes en el despertador… el tema es que aun nadie me ha indicado, en donde esta el “off button” de mi despertador interno porque hoy sábado quería dormir un poco más. Si alguien lo averigua por favor, me dejan saber.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: