Las sirenas

Hoy mientras esperaba, muchos se preguntaban sobre el sonido de las sirenas. La respuesta era simple, la sirena oculta el gemido del llanto doloroso de la pérdida. La sirena es el dolor desgarrador que se hizo real para aquellos que están en una guerra de la que nadie habla.

Eligieron defender lo correcto en un mundo que equipa y promueve lo incorrecto. Eligieron el lado que lo juzgará dos veces, aunque estén haciendo su labor.

En las redes mostraran sus errores en grabaciones que sólo muestran fragmentos y nunca podrán mostrar su historia porque son investigados internamente mientras son perseguidos y juzgados como abusadores.

Como diría mi abuela: “en donde quiera se cuecen habas”. Pero, el discurso que se escucha siempre los acusa y victimiza al criminal.

Desde lo personal, nunca he tenido un evento de injusticia ante un representante del orden público. Porque aun cuando me he quejado, cuando me han detenido, siempre ha habido una razón y de mi lado una justificación. Ante esas situaciones, siempre he tenido que aceptar e ir como buena ciudadana a pagar mis multas y a la tasa regular. Nunca la descontada que le resta peso a la violación. Es quizás por eso, que aprendo la lección y no me han vuelto a detener por lo mismo.

Hoy que mostraron el lado completo de la historia, hoy que escuchamos las sirenas que escoltan el dolor, mientras se escucha una melodía que dice que puedes tener paz en medio de la tormenta, mis ojos se llenan de lágrimas… por sus familias, por sus compañeros y por Puerto Rico.

Quisiera pensar que este evento servirá de ejemplo y que nuestros niños serán educados en el respeto a la ley. Serán enseñados para que se sientan honrados por trabajar dignamente. Que aprendan que el éxito en la vida no es poseer cosas materiales. El verdadero éxito en la vida es haber vivido dignamente cada área de tu vida y hasta el final de tu vida… de forma que aún en medio del dolor, tu familia, tus compañeros y Puerto Rico se sientan orgullosos de ti. No se trata de ser perfectos, se trata de dar siempre lo mejor y como me decían de pequeña, si entre dos acciones hay una que te avergonzaría que se supiese o piensas que traería consecuencias negativas, la probabilidad es que esa acción no conviene. Hacer lo correcto no siempre es el camino más fácil. Pero es el camino y es a lo que debemos aspirar como pueblo. Que cada ciudadano haga lo correcto…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: